"Mi deseo es ser el cura de todos, no solo de algunos"

Sociedad 05 de agosto de 2021 Por Claudia Bazán
Este miércoles 4 de agosto se celebró el Día de los Párrocos, en honor a San Juan María Vianney, el cura de Ars. En esta jornada, el Padre Fernando Herrera compartió su sentir dentro de la comunidad higuerense, su compromiso como guía espiritual en nuestro pueblo y nos dejó su reflexión a pocos días de la festividad de San Cayetano, Patrono del pan y del trabajo.
Padre Fer1
Ph: Sabrina Chávez

La Iglesia celebra cada 4 de agosto a San Juan Bautista María Vianney (1786-1859), conocido como el Santo Cura de Ars, debido al nombre del pueblo en Francia donde sirvió por muchos años: Ars-sur-Formans, ubicado a 30 Km de la ciudad de Lyon.

 Juan Bautista María Vianney (1786-1859), conocido como el Santo Cura de Ars,  se ordenó sacerdote aunque "en el Seminario le costaba mucho, incluso se reían de el porque le costaba rendir, no le daban crédito y cuando finalmente se ordenó lo enviaron a un pequeño pueblo de menos de 50 habitantes como si no fuera un pueblo tan importante como las comunidades grandes"; relató el Padre Fernando Herrera a cargo de la Parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en Las Higueras.

"Allí se convierte en un gran orador, sus homilías eran excepcionales,  pegaban fuerte en el corazón y se empezó a llenar de gente, muchos de afuera porque era un gran pastor, una de sus virtudes era la confesión,  venían de toda Europa a confesarse con el Cura de Ars, es considerado el paradigma del buen confesor"

Su historia es muy llamativa, con el tiempo fue canonizado y se convirtió en Patrono de todos los Sacerdotes del Mundo.

¿Cómo describiría su experiencia como Párroco en nuestro pueblo?

"Para mi es como si hubiera vivido toda la vida aquí, me siento cómodo, este es un pueblo con gesto antiguo, nos saludamos todos, mi deseo es ser el cura de todos, no solo de algunos, si algo me molesta es un estilo clasista o elitista, el cura es para todos, para el que quiera"

La Fiesta de San Cayetano 

A pocos días de celebrarse la festividad de San Cayetano, Patrono del Pan y del Trabajo el Padre Fernando Herrera remarcó la necesidad de pedir para que a nadie le falte el pan en su mesa "que a nadie le falte para comer en una Patria tan rica y hermosa, la Patria del trigo y del pan, que haya trabajo digno y en blanco para todos, no puede ser que haya trabajo informal o que directamente no haya trabajo, ...debemos pedirle la comida de cada día para todos, pero que podamos ganárnosla, porque el trabajo dignifica al hombre como decía Juan Pablo II. San Cayetano nos invita a soñar juntos, con un mundo más libre, un país donde todo sea para todos, no para algunos"

Te puede interesar