Copia de malbec ok

14 años después, "No los olvidamos, no nos olvidamos"

Las Higueras 03 de diciembre de 2021 Por Claudia Bazán
En la mañana de este viernes frente a la Ex Planta Piloto en la Universidad Nacional de Río Cuarto se desarrolló el acto por el Día de la Memoria, la Reflexión y la Vida, a 14 años de las explosiones que cobraron la vida del joven estudiante Juan Politano y los Docentes Gladys Baralla, Damián Cardarelli, Liliana Giacomelli, Miguel Mattea, Carlos Ravera.

San Cayetano

Umbrales ok (2)

DSCN1247

Florencia Fernandez

Tete

El próximo domingo 5 de diciembre se cumplirán 14 años de la mañana en que la tragedia se cobró la vida de los profesores Gladys Baralla, Damián Cardarelli, Liliana Giacomelli, Miguel Mattea, Carlos Ravera, y el estudiante Juan Politano, tras las explosiones en la Planta Piloto de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Como cada año, esta mañana se conmemoró en el campus el Día de la Memoria, la Reflexión y la Vida, con la presencia de autoridades de la UNRC y las facultades, entre ellas el rector Roberto Rovere, familiares, colegas, referentes de los gremios docente y nodocente y amigos.

Luego del minuto de silencio en memoria de los fallecidos, la Bendición religiosa estuvo a cargo del Padre Carlos Juncos, quien referenció a un sacerdote brasileño y expresó  que “la memoria de los que han partido no es un ancla al pasado, sino trampolín al futuro y motor en el presente”.

Las palabras alusivas llegaron de la mano de la profesora Valeria Carrara quien remarcó la necesidad de “no negar el dolor que fortalece”. Compartió un material de sus colegas Silvina Barroso, Anahí Asquineyer y Cristina Giacobone entre cuyos contenidos se consigna el relieve de “no olvidar como resistencia a relatos cómodos”, del “ansia de justicia”, de elaborar “memorias sociales”. Llevó al presente a Paul Ricoeur, quien sostiene que el recuerdo “también se nutre del propio tiempo” e invitó a cultivar la “memoria crítica” en atención a que el pasado es “principio de acción para el presente” y a que los estudiantes de hoy y de mañana deben saber qué sucedió a fines de 2007.

“No los olvidamos, no nos olvidamos; ...memoria, reflexión y vida es nuestra bandera” enfatizó.

Se invitó a los familiares y presentes a depositar claveles en el ingreso a la Planta, luego de lo cual la Secretaria Adjunta del Gremio Docente Florencia Granato dirigió unas breves palabras y reiteró que debe "mantenerse el objetivo de mejorar siempre las condiciones laborales".

Adriana Siccardi, madre de Juan Politano, rememoró la devoción del joven estudiante por la ingeniería,  comentó que cuando cursaba primer año le contaba que ese sería su lugar en el tramo último de la carrera. Agradeció a autoridades haberla dejado entrar cuando “en 2019 la Justicia le entrega la Planta a la Universidad”. Indicó que ese momento le permitió “por primera vez” acceder a ese ámbito que “Juani amaba” y al que volvió en medio del desastre del 5 de diciembre de 2007 a cerrar las once válvulas que pudo a fin de que la tragedia no fuera aun mayor, tal le relató al médico que lo recibió en el hospital. Por ello, formuló un pedido que es “deseo de toda la familia: cuando se vuelva a usar la planta, que quede un espacio para mantener viva la memoria” para que acontecimientos así “nunca más vuelvan a ocurrir”.

En el final de las oratorias, Claudio Ceballos, viudo de Liliana Giacomelli, leyó una nota que movilizó notablemente a todos los presentes, escrita por su “hija Cande”, quien describió con su corazón abierto sus sentimientos en estos 14 años, encontrados y entremezclados entre la necesidad de recordar a su mamá  y el dolor de hacerlo pensando en esa planta piloto, que fue parte de su vida en aquellos años de niñez, "De ese escenario surgían humo y tristeza y agobio, al tiempo que la consciencia de que “un error profesional nos puede costar la vida”. Criticó la “negligencia en la toma de decisiones” de la que devino la muerte multiplicada por seis y afirmó que perdona “con la esperanza” de que “nunca más” ocurra hecho semejante"

Con tres hermosas y sentidas interpretaciones musicales del Ensamble de Música Entramados, del espacio cultural La Urdimbre se dio por finalizada la ceremonia. 

Sole ok

Te puede interesar