Hernán Marín: "Un niño, un adolescente se puede aferrar al fútbol y sacarlo de un millón de problemas"

La entrevista 30 de mayo de 2021 Por Gabriel Guzmán
Es el capitán del primer equipo del Centro Social Las Higueras, referente de niños y adolescentes desde sus trabajos tanto en las inferiores del club como en la colonia de vacaciones de la Cooperativa. En el medio del receso por las restricciones comenta sobre el valor que tiene el club para los chicos y como se está formando en base a eso este equipo que finalizó puntero de la Fase 1 de la Liga y que tiene mucho más para dar. También no deja pasar que este es su último año como jugador y que en el 2022 le va a poner foco a su verdadera pasión que es la de entrenador; aunque ahora juega a serlo en el Seminario y en su propio Centro Napay
DSCN0500

Comenzó en la escuela de fútbol del Colegio Concordia de Río Cuarto; a los 10 años llegó a Higueras para incorporarse a las infantiles del Centro Social y que solo interrumpió un par de años cuando se fue a vivir a La Paz y mostró sus juveniles capacidades en la Liga Dolorense jugando para Juventud Unida de esa localidad. Al regreso se incorporó a un Social que disputaba el provincial y comenzó su preparación para dar el salto a primera. Ya con el recuerdo de sus profes como Lorenzo Guiñez, Adolfo Ávila, Lolo Romero y Batuque pudo debutar frente a Banda Norte un día en el que le salieron todas y de ahí nunca más bajó. En el 2016 partió a Las Vertientes para jugar en Herlitzka allí donde cada vez que vuelve para enfrentarlos- la gente le recuerda su gran paso por ese club. Pudo gritar campeón de la Liga de Canals en Pabellón Argentino de Alejandro Roca y hasta darse el lujo de convertir un gol en el partido decisivo. De esos jugadores que nunca bajan de los 6 puntos en un partido, correcto; con un pie capaz de poner en el pecho una pelota a 60 metros,  dueño de un timing para la marca y un sentido de liderazgo natural que lo llevó a ser el capitán de este proyecto del Centro Social, que lo vio regresar en el 2019, y tiene a todo esos pibes detrás.    

¿Por que volvés al Centro Social?

Era muy desgastante viajar a Alejandro; me iba temprano los domingos y volvía 10 de la noche. A veces nos habían hecho concentrar, otras veces entrenar los sábados y yo ya venia finalizando en la Universidad las prácticas y se hacia muy difícil. También ayudó en ese momento la idea de asentarme en el trabajo con las inferiores del Social y me decidí por eso trabajar y jugar acá. 

¿Cuánto tiempo estuviste trabajando en las inferiores del Social?

Estuve 7 años, tuve un paso de 4 meses de ayudante de campo. 

¿Tuviste a alguno de los compañeros del plantel actual?

Como ayudante lo tuve a Willy Loeffel, Heber Musso, Alejo Villagra, Rami Berardo, Nico González;  a Fran Barrios lo tuve cuando estuve de ayudante de preparador físico en Atenas y se me debe estar escapando alguno. Hay mucho de los chicos que subieron ahora que los he tenido como parte de las juveniles y yo como cuerpo técnico en los últimos años.    

¿Qué balance hacés de esta primera fase del equipo? 

Nos costó un poco la parte de coordinar el entrenamiento; el déficit que tuvimos es la plenitud en la presencia de los entrenamientos, estar todos ya sea por trabajo o por otra cuestión y eso repercutió en la demora de adaptación a una idea de juego. Porque nunca demostramos falencias importantes en los partidos y fuimos ampliamente superiores en los que hicimos pero nos faltó esa identidad y creo que se da con el entrenamiento de todos juntos todos los días de la semana. Pero el balance es mas que positivo: una gran primera parte del torneo donde no nos vimos en inferioridad contra ningún equipo. 

¿Qué es lo más te gustó?

Hay un gran grupo que aún así sigue en formación. Hay chicos muy chicos que hay que saberlos llevar, que día a día van subiendo pero hay un gran grupo que es lo más importante y se ha visto dentro de la cancha. Y lo que más me motiva del equipo es la intensidad que hace la diferencia, si además podemos sumarle la identidad seriamos aún mejores. Lo que falta es ese plus que sabemos que lo podemos dar.

¿Cuánto tiene que ver la preparación física en esta intensidad?

Lo había tenido a Pablo (Yung) hace algunos años. Además de ser un preparador físico no deja de ser un profe al momento de hablarte en cuanto a lo que significa un profe para un jugador de futbol: en el sentido de la motivación, que no te deja relajarte nunca, si te ve que no te exigís, te exige; no hace diferencia entre uno que juega en primera y uno que juega en reserva. Más allá de un preparador físico me gusta recalcar como es como profe. Y como preparador físico está plasmado yo creo que los mejores años del Social se vieron cuando él fue preparador físico: en el provincial, en el 2014 cuando quedamos segundos en la A, ahora los pasamos por arriba a todos físicamente.

¿Cómo tomás esta responsabilidad de ser el capitán del equipo, de un plantel donde hay muchos chicos y grandes que volvieron?

Había tenido la posibilidad de haber sido capitán en Las Vertientes pero no con un propósito como el de acá.  Sergio (Albelo) me lo propuso con la idea de que yo cumplía con algunas condiciones favorables para representar a los chicos al ser del pueblo y de las inferiores. Es muy lindo, me encanta ser capitán pero me costó sabiendo que había jugadores de experiencia como Germán (Rodríguez) que había sido capitán en los últimos años y sigue siendo un capitán que no lleva cinta, al igual que Joel (Arcostanzo) al igual que David (Gómez) pero lo tomo como una responsabilidad y desde el principio lo vi también como una referencia para los chicos porque tuve siempre una buena relación con chicos mas jóvenes y me gusta; es una responsabilidad y espero e intento hacerlo de la mejor manera.

Estuviste en el proceso anterior con Gonzalo Martínez ¿Qué cambios notás?

En principio el plantel. Sergio cuenta con una mayor cantidad de jugadores y chicos que saben que pueden estar. Gonzalo (Martínez) debía improvisar a la hora de las expulsiones o lesiones. En el juego creo que ambos son de ir y presionar pero Sergio es más ordenado. En la propuesta, no cambia tanto lo que si es que Sergio nos pide presión alta y con Gonzalo había que esperar un poco. 

¿Y que se mantenga la misma línea de 4 es una ventaja? 

Si, seguro. Germán debe saber donde yo tengo las falencias como yo se que le cuesta más a él, a Joel o a Willy (Loeffel) y ellos las mías y eso es un plus. Es por eso que hace que seamos un equipo que no nos llegan tanto; sabemos que Joel va al ataque y con Germán que nos debemos recostar sobre la derecha y Willy bajar. 

¿De los chicos quien te sorprendió? 

Bueno, de chico Ramiro Berardo tiene unas condiciones que sabíamos que iba a explotar y va a ser un gran jugador y el otro es Ramiro Véliz que es un arquero con mucha presencia y condiciones ojalá le dé mucha importancia al futbol porque va a ser un gran arquero. Y después otros que sabés que pueden dar más: Elías López, Gero López, Nico González, Atilio Mosca sabés que van a explotar.

¿Cómo ves que este proyecto futbolístico abra posibilidades a los jugadores de inferiores?

Siempre que estuve en inferiores como Profe insistí sobre este tema. Yo vine en el 2012 y me encontré con un equipo totalmente armado, arranqué en el 2013 en reserva cuando se habían ido varios. Fui mucho tiempo al banco de Primera y  jugué 45 minutos en todo el año más algunos partidos de reserva. Siempre se hablaba de que vamos a darle la oportunidad pero nunca llegaba y ahora se les está dando. Antes uno se la tenia que ganar y te la ganabas y capaz no te ponían igual. Yo creo que ahora les va a llegar la oportunidad a todos pero también depende de cada uno de demostrar cuando te toca. Fui uno de los que pidió por esta idea, está espectacular y ahora queda en que al que le toque la aproveche.

Para eso hay que tener mucha disciplina...

Es un tema, lo viví con los compañeros de mi categoría, con los de reserva, lo viví como profe. No dejan de ser chicos, adolescentes y lo que podemos hacer es tratar de aconsejarlos de la mejor manera. Esto que decíamos de las posibilidades que cuando no ocurren: "bueno ya no voy más, salgo el sábado, no me cuido más". El que tiene la posibilidad, yo le recomiendo que se cuide en todos los aspectos, el jugador de fútbol es muy complicado. Si querés lograr, algo tenés que dedicarle ciertos cuidados. Depende cada uno. 

Y este parate de las actividades no suman...

El futbol no deja de ser un lugar al cual el chico se aferra, no solo el futbol todos los deportes. Un niño, un adolescente se puede aferrar y sacarlo de un millón de problemas. Esto claro que afecta y es el toque de empatía que falta a la hora de tomar decisiones y de pensar en todos. Acá estamos descuidando a niños y adolescentes que cualquier actividad para ellos es muy importante. 

Estás en el Seminario como DT de Chulengo, entrenás a un grupo de futbolistas en tu actividad privada (Napay - Centro de entrenamiento-)  ¿Hay una idea de ser entrenador? 

Me había propuesto el año pasado que iba a ser el ultimo año como jugador para ya empezar con la dirección técnica este año y bueno por la pandemia lo fui postergando pero si; me dolió mucho dejar las inferiores porque era una cuestión de tiempos y me apasiona dirigir y encontré esa "cura" por así decirlo en el Seminario pero es algo que me fascina y sueño con eso. En Napay tengo un grupo de 14 y todo lo que hacemos es como si fuese mi equipo de futbol; es un entrenamiento físico, técnico y táctico; es como mentirme a mi mismo que entreno durante la semana a este grupo y dirijo los sábado a Chulengo en el Seminario.   

¿Y hablás con Sergio (Albelo) o Cristian (Giménez) sobre el equipo?

Nunca lo he hablado mucho con ellos para no invadir su lugar e imponer una idea mía de juego, pero si adentro de la cancha lo veo desde esa perspectiva porque además en el puesto que juego tengo una visión particular. Nunca imponiendo sobre la idea del técnico pero me gusta mucho sobre todo desde que volví de Alejandro Roca donde el técnico que tuve allá, Julio Turello, me marcó y me hizo ver una perspectiva del futbol que no tenia. 

¿Volver a inferiores?

Este es mi último año como jugador, uno va creciendo y ya con la convivencia con mi novia uno va queriendo estar más tiempo en la casa luego de trabajar toda la semana. Un día tengo que dejar y este año decidí dejar las inferiores los sábados, si agarro una cosa tengo que dejar la otra. Mi idea hoy es dejar de jugar este año para volver a dirigir el año que viene y la idea de inferiores siempre está.  

¿Para que está este equipo del Centro Social?

Este equipo va a pelear no te digo que vayamos a ascender pero si que vamos a pelear.

     

         

 

Te puede interesar