Abrazame que se puede

En un partido con todos los condimentos y en donde los nervios de ambos equipos se llevaron los mayores minutos del primer tiempo, el Social se impuso ante Universidad no solo en el resultado sino también en el juego, en la intensidad y sobre todo en la actitud. Con goles de David Gómez y Nico Sayago venció por 2 a 1 de visitante al conjunto verde que mostró un equipo con un gran poderío físico y consiguió ponerse en ventaja en los primeros minutos con pelota parada; pero luego, y fundamentalmente en el segundo tiempo, la intensidad del conjunto de Sergio Albelo desniveló el encuentro y luego de quedarse con un jugador menos lo supo aguantar. Un debut exigente en el que el Social logró festejar del mismo modo en el que juega: Intensamente. Da para soñar, se puede.
Universidad Centro Social Fecha 1_41

Un año y más de tres meses después de aquel 24 de noviembre del 2019 donde el Centro Social Las Higueras había jugado su ultimo partido oficial en el que enfrentó al luego ascendido y campeón Herlitzka en Las Vertientes todo volvió. La adrenalina, la previa, el debate, la pasión; aunque sin público y con otras peripecias que el contexto obliga se puso en marcha un movimiento cultural como lo es el fútbol. De ese equipo que estuvo cerca del ascenso en el 2019 los únicos que repitieron esta tarde en el campus de la UNRC fueron Hernán Marín, Joel Arcostanzo y Gonzalo Pereyra. 

Se puso en marcha un proyecto que se conformó unas semanas después de aquella dura caída en Las Vertientes cuando el objetivo y los buenos resultados juveniles empujaban a la dirigencia a abordar un proyecto en el que los pibes del club sean los protagonistas.  Nuevo cuerpo técnico, nuevos jugadores, una dirigencia que incorpora mas colaboradores y un club que empieza a buscar un norte en cual guiarse. 

Así llegó el Centro Social a la Universidad. Con una alineación titular que se preveía en un 90% de acuerdo a los amistosos de pretemporada y con algunas dudas que radicaban mas en indisposiciones y cuestiones tácticas pero que estaban dentro de los planes de Sergio Albelo, que mostró en amistosos un equipo intenso, dinámico, vertical y físicamente preparado, por Pablo Yung, para llevar al limite al rival. 

Al frente, un equipo bastante similar desde lo conceptual pero con una robustez física mayor que hacía prever complicaciones en las pelotas paradas. Universidad está llamado a ser uno de los grandes agitadores del Ascenso y mantiene una estructura de experiencia sobre todo en el medio, que gana partidos.  

Centro Social: Tomás Sanchez, Joel Arcostanzo, Leandro Arcostanzo, Hernán Marín (C), Gonzalo Pereyra. Elías López, Francisco Barrios, Gabriel Chacón, Santiago Almirón, Nicolás Sayago y David Gómez. 

Como se esperaba, ambos equipos liberaron la ansiedad durante los primeros minutos del encuentro. Fueron al choque en el medio campo para ver quien se llevaba por delante al otro, como si fuese un uno contra uno. En esos instantes, Universidad sacó mejor provecho sobre todo desde la jerarquía que imponía su numero 5 y pudo avanzar mas sobre el terreno que el azulgrana. Con el correr de los minutos y sobre todo a partir de gol de Agustín Aguilar para el local, luego de un rebote provocado desde una pelota parada, el equipo higuerense logró estabilizarse y comenzar un recupero que iba a ser consolidado con el tanto de David Gómez, también producto de una segunda jugada que le quedó abajo del arco al notable delantero que llevó la 9 esta tarde y pudo convertir.

El primer tiempo no tuvo muchas chances. Fue un momento de medición, de liberación de energía y de introducción y transición entre muchos meses sin fútbol y la vuelta al ruedo. Terminó 1 a 1. 

La segunda parte fue otra realidad. La charla en el entretiempo de Albelo y Cristian Giménez con sus dirigidos fue recuperadora. Funcionó como un repaso de ideas y concepto que rápidamente los jugadores retomaron  y pusieron en práctica en los primeros minutos: es intensidad plasmada en la presión alta y no dejar mover al rival que absorbió las energías de los jugadores de la Uni. 

A partir de esa gestión, comenzaron aparecer los espacios para que Gaby Chacón pueda desequilibrar y gozar de mayor libertad para organizar el juego. Justamente desde ese desmarque pudo meter una pelota en profundidad al bueno de David Gómez y que este lanzara al medio un envenenado centro para que Nico Sayago le gane, como casi siempre, al central y estrelle el tiro en el palo con la suerte de que se la devuelva para anotar el 2 a 1.

Fueron varios minutos donde el Social mostró su mejor versión donde no dejó jugar a Universidad. Aunque cada tanto esa presión alta dejaba espacios libres atrás de los laterales y eso intentaba aprovechar el conjunto verde. Sin embargo el bloque azulgrana se movió coordinado desde la solidez de los centrales en donde Leandro Arcostanzo pudo complementar a fuerza de anticipos al siempre correcto y capitán Hernán Marín.  La experiencia de las bandas de Gonzalo Pereyra que sostuvo sobre la la izquierda, primero a Santiago Almirón y luego a Gero López. ¿Y que decir del siempre regular Joel "Huevo" Arcostanzo?  que tuvo la dicha de guiar a su sobrino en su debut además de sacar pecho en el momento de aguantar. 

Los de arriba no solo no se achicaron sino que además fueron los autores de los goles como David Gómez y Nicolás Sayago. Puntos positivos también que supieron acomodarse en el partido y superando los nervios iniciales fueron Tomy Sánchez en el arco que pudo mantener solidez cuando las papas quemaban y Santiago Almirón que desbordó todo el tiempo una y otra vez al lateral derecho.

El partido se complicó luego de que a los pocos minutos de entrar de buena forma Ramiro Berardo recibiera la segunda amarilla y el Social se quede con 10. Ya con Gero López en cancha y con el ingreso de Atilio Mosca el azulgrana se acortó y apuntó al contragolpe que le dio la posibilidad de aumentar el marcador en varias oportunidades a través de Nico Sayago, de David Gómez, "Pochi" Chacón y de Atilio Mosca; y todos hubiesen sido golazos.

En todo el partido y en todas sus facetas por las que pasó: al inicio, al final, con uno menos de 11,  el jugador destacado fue siempre Francisco Barrios; con compromiso y mucho tranco para adelante y aunque también con errores pero por hacer, por estar; se mostró siempre y fue el que comandó con actitud este importante triunfo.  La Uni tuvo alguna situación en donde tuvieron una buena intervención tanto los centrales como  Sánchez pero no alcanzó y fue justo.  

La primer prueba ya pasó. La ansiedad del inicio quedó atrás y cómo. Con un triunfo ante un gran rival en su cancha. Ahora viene el debut de local en el Vettore frente a Social Recreativo que cayó en el clásico de Reducción ante Municipal. Habrá publico de local, solo 100. Las entradas para ver a este equipo que tanto identifica parece que van a cotizar y ojalá que así sea porque vale la pena. 

Fecha 1Fecha 1 pos

Fuente: Al Toque

Te puede interesar