Pablo Yung: "a los 8 años le dije a mi mamá que iba a ser Profe de Educación Física"

La entrevista 06 de junio de 2021 Por Gabriel Guzmán
Desde hace 28 años coordina, junto a Ariel Abascal, la Escuela de Deportes de la Municipalidad de Las Higueras. Gran Profe, notable preparador físico, aprobado guardavida y excepcional goleador, es reconocido por su pasión en todo lo que hace. Volvió este año al Centro Social y luego de ver a tantas generaciones de higuerenses crecer mantiene ese espíritu por sostener la actividad física en un plano de igualdad de oportunidades para todos. En el disfrute de cada momento dice que está donde quiere estar y es en donde le dijo a su mamá hace 38 años que estaría
DSCN0280

Pablo Yung, reconocido Profesor de Educación Física; desde hace 28 años coordina junto a Ariel Abascal la Escuela Municipal de Deportes en la que presentaron un proyecto que hoy se mantiene más vigente que nunca pese al contexto; dentro de ella lleva adelante todos los años la Colonia de Vacaciones.  En el Centro Social se hizo presente  en 1994 cuando "Higueras inicia el futbol" dice;  luego de haber pasado por Alberdi  se convirtió en jugador azulgrana dónde además hacia la parte física. Tras otro paso por el club riocuartense, en el '96 logró el ascenso con el Social también ocupando el rol de preparador físico.  Fue protagonista del ascenso del '98  pero esta vez lo hizo solo como jugador hasta que sufrió una grave lesión frente a Atlético Sampacho  y se retiró del futbol de Liga. De ahí en más su trayectoria como profe fue por: la escuelita de futbol del Social;  "las dos primeras escuelitas las dirigí yo" recuerda. Luego 10 años en las divisiones inferiores de Estudiantes del 1996 al 2006; un paso por Atenas. En el Social, 10 años hasta el 2016 donde fue participe del ascenso del 2010 a Primera con 4 subcampeonatos en esa categoría; la participación en el Provincial. Vuelta por 6 meses a Estudiantes y finalmente el regreso al Centro Social este año de la mano de Sergio Albelo; además juega en la Liga de Profesionales de Río Cuarto para Las Higueras en donde fue varias veces goleador.  

¿Sabés cuántos chicos pasaron tu docencia?

No, imposible. A veces mis hijos se ríen porque me dicen: -mirá pa te están por saludar. Además del deporte, paralelamente trabajé 10 años en el Jorge Newbery y en los dos secundarios durante 15 años: fue una locura hasta los 40 años que casi quedé clavado. 

Vas caminando por la calle y te saludan todos ¿Te acordás de todos? 

Si, los registro a t,odos; los que no me han quedado grabado fueron los alumnos de la Base y los de la escuelita de Estudiantes los veía poco pero a los que tenia de la Liga los recuerdo a todos. 

¿Desde que generación?

Los alumnos más grandes que yo recuerdo son los que hoy tienen 42 años. Lo veo al "Nene" Britos ese fue el mas grande: Ariel (Abascal) tenia 19; yo 18 y este chico 16 de ahí para abajo a todos.

¿Cómo ves a los chicos con esta falta de actividad?

Hay una necesidad muy manifiesta de participar de un ámbito deportivo, recreativo, competitivo porque ya vienen con una cierta sistematicidad de años estando en un deporte federado o no federado;  ahora pasás por la plaza y ves a chicos dando vuelta en la bicicleta pero no se ve algo organizado para que ellos tengan un espacio concreto para eso pero son ellos mismos los que piensan por qué no tenerlo. Ahora,  llegamos a esta situación y tenemos que darle si o si prioridad a la salud porque es un momento critico. 

¿Quiénes lo sufren más los niños o los adolescentes?

Todos los deben sufrir porque todos están esperando ese espacio recreativo. Creo que es el adolescente quien lo sufre más; tengo una hija de esa edad y veo en que la ausencia de actividad la mantiene en el hogar y no sabe para donde disparar.  Cuando salís de la costumbre de esa organización te encontrás con el espacio vacío que nos sabés como llenar. Ahí empieza la cabeza a jugar y normalmente no terminan siendo buenas cosas las elegidas. 

¿Te adaptaste a la virtualidad? 

Estuvimos preparando un par de sesiones virtuales y vemos que la conexión no es buena: llega tarde la imagen, el audio y se vuelve hasta por momentos cómico. Ahora, con la Escuela de Deportes vamos a probar con videos no necesariamente con la actividad deportiva sino algo común; lo que buscamos es que le llegue algo a la casa y tengan la posibilidad de hacer algo 3 veces a la semana y esperar que esto no se extienda demasiado pero no lo sabemos. 

¿Qué te une al Centro Social?

Mirá: los postes que están puestos en la cancha de futbol; recuerdo yo estar cavando en cuatro patas para hacer los pozos para que hubiese tejido. A partir de ahí el arraigo al club ha estado, por muchos momentos en los que estuve presente y en los que no pero siempre va a estar. Uno de los anhelos de los que jugamos en Los Profesionales de Las Higueras (Liga de Profesionales de Río Cuarto)  era jugar con la camiseta y los colores del club y realmente todos queremos jugar con la misma y es algo que se siente.  Siempre lo dije, son los colores del pueblo. Las canciones que se cantaban o cantan dicen "yo soy de Higueras" no del Social y desde ahí el sentido de pertenencia y de querer estar siempre.

Por eso volviste...

Es un desafío volver después de un par de años y cuando me hicieron la propuesta no conteste ni si ni no, fui al club lo vi; quería saber que es lo que sentía y sentía lo mismo.

Todos hablan de que la gran virtud de este Centro Social puntero es la intensidad

La verdad es que me pone muy contento la realidad del equipo. Le decía a Sergio que hace rato que no veía un equipo con esta intensidad, que esta de moda decir, que por más que todo el mundo la diga no todos la consiguen. Ojalá se pudieran transferir esto en el tiempo y poder mantenerlo, con el correr de los partidos lo van a ir manifestando.  Estudiamos el formato del campeonato y no íbamos a contar con tantos días de trabajo entonces lo ideal fue armar un equipo para que apareciese en la segunda parte del campeonato; la idea fue otra y corrimos el riesgo para que aparezca así en las primeras fechas.

¿Cómo lo trabajaste?

Se hizo una apuesta que no fue fácil porque yo también quería conocer el plantel, las evaluaciones físicas son importantísimas.  Había muchos jugadores que los conocía de la escuelita, de la colonia pero ahí es donde el Profe pone su idiosincrasia. Es decir, ¿Dónde saca ventaja? el conocer al jugador; y cuando conoce al jugador sacas muchísima ventaja. A la vieja guardia la conocía: Joel (Arcostanzo), Gustavo (Arcostanzo), Germán (Rodríguez), Hernán (Marín), David (Gómez), Gabriel (Chacón), Zequi (Salusso) pero toda esta camada del 2000 en adelante no sabia ni siquiera como trabajaban, si le gustaba trabajar, si toleraban ciertas cargas. La verdad es que nos encontramos con la ayuda de la vieja guardia para ensamblar este grupo totalmente heterogéneo donde hay jugadores de 40 años y de 16; de esa forma se consigue lo que se consiguió hasta ahora.  

Es un grupo con mayoría de jugadores locales ¿Influye el sentido de pertenencia? 

Eso ayuda en un 100% sobre todo con el compromiso. He visto chicos renegar de no poder estar el día domingo y es ahí uno tiene que estar un poco mas cerca de lo que no les toca; porque al que le toca es muy lindo y siente el apoyo pero los que no lo están son los que empiezan a caer un poco. Ahí es donde he trabajado siempre; hablarle y hacerlo sentir que es uno más. En el entrenamiento todos los jugadores son iguales: el titular habitual de primera con el que alterna en reserva y ellos lo saben y es donde hacen un click y entienden que en algún momento van a ser importantes y no necesariamente este año.   

¿Cómo es trabajar con tu hijo? 

Es una linda experiencia; el estuvo muy comprometido en el trabajo fuerte. Hoy un preparador físico no puede trabajar de ninguna manera solo y sobre todo en un grupo tan heterogéneo así que dividimos una planificación semanal.  Estábamos de vacaciones, mi señora me dice: - vos estás loco, pero agarrábamos una hojita y planificamos algo. Siempre lo hice solo y en esta nueva etapa tenia que hacerlo con alguien y bueno él tiene esta chispa de gustarle y sentir esto de un modo muy pasional y muy comprometido porque ha jugado en el club desde niño entonces ese es un plus también que en otro lado, si bien el compromiso tiene que ser igual, no es igual. 

¿Y a tu hija la seguís en los partidos partidos de hockey?  

Ella empezó en la escuelita de deportes y llega un momento en el que no podemos brindar más posibilidades, por espacio y por infraestructura así que fue a la Universidad a los 12 años donde la competencia es otra cosa y lo vive muy pasional está muy comprometida con la actividad. Estamos muy contentos con estos años allí porque además la vemos involucrada en un deporte y esa cabeza está abocada a eso que le trae muchísimos buenos hábitos. 

Tenés un sentido de igualdad en el trato sea un niño de escuelita o un jugador de primera ¿Cómo lo mantenés?

En la escuelita de 4 y 5 años hay nenes que se destacan y hay otros que no progresan de ninguna manera para competir a nivel federado y por eso uno tiene ese sentido de igualdad que lo he manifestado siempre; tratamos de llevar a ese niño a ese nivel y hacerlo sentir el mejor. Ellos lo reconocen y los padres también; los chicos pasan un lindo momento mas allá de donde esté participando tenga o no la camiseta puesta. En el caso del Centro Social, los domingos nunca son menos de dos horas preparando la entrada en calor y uno los prepara para que entren convencidos de lo que tienen que hacer, de lo que han hecho en la semana. Sin saber quien es el que va a jugar hasta llegar a la cancha, cuando llego si me gusta saber porque hay que preparar la otra cabeza, la que no juega y puede ser la que te defina un partido cuando ingrese.

¿La entrada en calor previa al partido tiene mucho de motivación?

Si, me gusta hacerles sentir como que van a jugar, no sé si su último partido, porque ellos tampoco lo saben pero es totalmente motivacional. Hacerles vivir alguna situación que se les puede presentar en el partido. De hecho, no me dejan mentir, que en el último partido les dije que "ojo, que estamos clasificados, nos dormimos y nos van a hacer 3 goles" y terminó siendo. 

¿Tenés un valor agregado?

Creo que haber jugado al fútbol es una ventaja porque conocés los momentos que vive un jugador, su situación anímica. Por eso digo que al conocerlos es mucho mas fácil. Me puedo sentar con 10 de estos jugadores y se lo que hacen hora por hora en sus vidas: ¿Cómo están? ¿Qué sienten? ¿Qué han hecho?. Ahí es donde se saca un poquito de ventaja. Creo que haberme puesto la camiseta del club es un poco la clave y sentir lo que sienten ellos. 

Tanto en el Club, como en la Escuela de Deportes, como Gastón Bottino, todos hablan bien de tu trabajo...

En lo futbolístico es una caricia al alma, me sigo admirando de lo que dicen. Lo leen mis hijos y me preguntan si lo leí. Y los recuerdos del colegio y las escuelas de verano también. Te lo cuento en una anécdota: una persona adulta que no estaba pasando un buen momento nos dice: si no hubiese sido por ustedes no hubiera conocido ni Las Albahacas; que te lo digan así te reconforta mucho y siempre lo decimos con Ariel (Abascal). 

¿Y cómo es trabajar con Bottino?

Cuando comenzó a jugar en Quilmes en Primera para mi fue una carga emocional grande sobre todo por la tamaña responsabilidad y por el temor de las lesiones. Gracias a Dios anduvo bien y a partir de ahí lo acompañé con su carrera y para mi es una gran responsabilidad. Hoy, es el capitán de Estudiantes, una figura en la que necesita estar al 100% y los inicios de pretemporada lo hemos venido trabajando de la mejor manera y se lo vio bastante conforme porque se ha puesto bien enfocado en lo que el necesitaba. Es muy lindo y gratificante trabajar con él. Además es un reflejo para los chicos del pueblo. 

¿Cómo disfrutas el fútbol en la Liga de Profesionales? 

Después de dejar de jugar en el club a los 27 años me fui a Jugar al Seminario, luego fui a la Liga de Profesionales para Docentes A y B cuando empezó Higueras había dado mi palabra que iba a jugar con los amigos del pueblo.  Para mi jugar ahí revive, das un golpe de vista y son los mismos que estaban en el club antes: Ariel Veliz, Oscar Abascal, Canale, Maggio, Bravo, son muchos de los que comenzamos como te decía cavando un pozo para el poste y pasaron tantos años y seguir viendo esas caras entonces es como que de repente te sentís retomando aquellos años y todo es mas fácil.

¿Qué es la docencia para vos?

A los 8 años le dije a mi mamá que iba a ser Profe de Educación Física y bueno no me acuerdo de ese momento pero mi mamá me lo hace recordar siempre y estaba muy decidido. Tuve un fiel reflejo en Ismael Lo Giudice, fue un espejo para mi y desde ahí he tomado muchas cosas. Hoy ser docente, siempre digo que soy lo que quiero ser estoy donde quiero estar: en la Municipalidad es una gran responsabilidad y si bien no es un colegio en si nosotros hacemos todo como si lo fuera.

¿Te queda algo por hacer?

Me gustaría desde el ámbito municipal que siguiera creciendo un poco más en el transcurso cuando se 'pueda incrementar actividades para mejorar la oferta. Hay proyectos, que llevan su tiempo y algo lindo se puede venir en cualquier momento. En el club, me gustaría poder continuar: organizar la parte física desde la primer categoría hasta la última simplemente para que haya un orden desde lo sistemático y se puedan ver resultados con el correr de los años.     

Te puede interesar