"El detonante siempre es el ímpetu por -crear- más que por -decir-"

Cultura 04 de enero de 2021 Por Redacción El Día de Higueras
Alejandro López, nació en Bs As pero, como dice él, es higuerense desde los 9 años; ahora con 35 y egresado del IPET 258 Mayor Francisco de Arteaga con el perfil electrónico se fue 3 años a estudiar el profesorado de Lengua y Literatura a la UNRC pero luego comenzó a formar su oficio en computación y telecomunicaciones a los cuales hoy se dedica y por el que es muy reconocido con el nombre de Dr. Watson en Las Higueras. Al mismo tiempo, es uno de los artistas más elogiados por sus pares de nuestra tierra; desde la ilustración, la escultura y también la fotografía, disfruta del proceso de creación el cual reconoce que no siempre es pacífico, pero “arduo y hermoso”.
yo_bajoluz

¿Cómo empezaste? 

 Dibujar y modelar son actividades que hago prácticamente desde que tengo memoria y la influencia siempre vino de lo popular - la TV, el cine de acción y ciencia ficción, los video juegos. En mi casa me alentaban a seguir mejorando, pero nunca se hablaba del arte como tal. El arte era un término lejano que poco tenía que ver -para mí- con sentarme una tarde a dibujar un X-men. Hoy entiendo que hay artistas de todas formas y colores.

 ¿Además de ilustración y escultura también hacés fotografía?

 Ya de grande (hace dos o tres años) me interesé por la fotografía. A diferencia de la ilustración o la escultura, que se desarrollaron en mí de forma natural, aprender a sacar fotos fue un proceso muy formal (cursos, talleres, etc.) y aprendí de muy buenos maestros. Es un oficio tan vasto que cada captura es un experimento y la oportunidad de aprender algo nuevo.

¿Qué te moviliza? 

Cualquiera sea el área, el detonante siempre es el ímpetu por "crear" (más que por "decir") y disfrutar el proceso, el cual no siempre es pacífico; acortar la distancia entre la idea y la obra suele ser estresante y termina quitándome horas de sueño. Además, elegir lo figurativo como vehículo de mi trabajo implica tensar la cuerda entre lo real y lo que quiero representar. Arduo pero hermoso.

¿Has participado de varias muestras? 

Hacer lo que hago me llevó a conocer gente con las mismas inquietudes y compartir espacios con ellos. En el 2016 participé en la muestra "Inktober" junto a dos ilustradoras y amigas en la galería F8. Al año siguiente llevamos esa misma muestra a la tintorería japonesa. En la "Tinto" encontramos un espacio hermoso y fuimos invitados a participar en diferentes proyectos y talleres a lo largo de 2017 y 2018. En 2018 repetimos la muestra "inktober" en la Tintorería, esta vez con obras nuevas, y en Diciembre del mismo año me invitaron a participar en la muestra "Proyecto I.A", una muestra de arte, terror y ciencia ficción que tuvo lugar en La casa de la Cultura.

¿Qué relación encontrás entre tu oficio y el arte?

 A priori, mi oficio parece tener muy poco que ver con el arte. Sin embargo, el propio quehacer artístico está tan inmiscuido en mi vida cotidiana que es difícil desvincular una cosa de la otra al punto de que las herramientas y espacios del taller también se convierten en instrumentos de creación artísticas de tanto en tanto. "Hacer cosas" es parte de mi rutina y por lo general no persigo metas pretenciosas; si disfruto hacerlo y los demás disfrutan ver el resultado (sea en una muestra o simplemente publicado en un red social) para mí es más que suficiente.

Te puede interesar