El motoviajero de Las Higueras recorrió esta vez 5000 km

Turismo 26 de enero de 2021 Por Redacción El Día de Higueras
Walter Mañez, #el22deLasHigueras partió en su moto el 10 de enero para visitar en esta oportunidad diferentes provincias de nuestro país, llegando a Humahuaca y retornando a San Marcos Sierras, lugar desde el que nos relató sus vivencias, a pocas horas de regresar a su pueblo natal.
MAÑEZ (19)

Se lo conoce como "el 22 de Las Higueras", lo tiene plasmado en un tatuaje en su brazo y dice llevar siempre el pueblo a cada lugar que visita, "acá nací y mi vida terminará acá, sin duda; además todos dicen que soy un loco por lo que hago y les digo "que ni lo duden que es así".

Desde hace siete años, Walter Mañez visita diferentes lugares en su moto Honda 250 Twister y esta vez el recorrido incluyó a las provincias de San Luis, La Rioja , Catamarca , Tucumán , Santiago del Estero, Salta y Jujuy, "quería conocer más la provincia de la Rioja y visitar lugares que no pasé en el viaje anterior por la Ruta 40, reencontrar amigos y conocer otros rincones como el Cable Carril en Chilecito y Famatina dónde subí camino a la minera abandonada La Mejicana pasando por el Cañón del Ocre del Río Amarillo, aunque no pude llegar porque la moto iba muy cargada pero volví feliz, a la Rioja Capital por la Ruta de Anillaco", describió.  

En Catamarca además se vinculó con otros motoviajeros, que lo motivaron a llegar a la Cuesta del Portezuelo, "una amiga me dio hospedaje tres días así que salí todos los días a la ruta a conocer, después llegué a Tucumán en busca del Dique La Escaba y para ir volviendo elegí las Termas de Río Hondo que no conocía, donde me instalé pero un amigo de Merlo me invitaba para llegar a Humahuaca y allá me fui, bajando por Tilcara, estuve en la Laguna de Yala y Termas de Reyes en Jujuy, de ahí a San Marcos Sierras y de regreso al pueblo, sumando casi 5000 kilómetros".

Definió su experiencia como única, con vivencias imposibles de describir, "Mi vida pasa por viajar, genera una felicidad plena más allá de que me cuesta estar solo por momentos, porque somos yo y mi moto, la verdad que es algo que solo los locos como yo entendemos, es una adrenalina incomparable con otra cosa; no digo que sea mejor que otra pasión solo que es única, conocer gente nueva, costumbres distintas, idiomas, comidas, paisajes, tradiciones, te llena el alma"

Te puede interesar