"Podemos decir que hay una pandemia para cada uno"

En el #DíaMundialdelaLuchaContralaDepresión, reflexionamos junto a la Lic. Ana Laura Centorbi sobre el estrés emocional y la incertidumbre, los cambios en las rutinas diarias, las angustias y las diferentes formas de enfrentar el distanciamiento social.
Ana Laura Centorbi
"Cada persona, cada niño, cada familia, logra afrontar esta crisis de maneras muy diversas" (Lic. Ana Laura Centorbi)

Mucho se habla de una Crisis de salud mental originada por la pandemia, como se sobrelleva el estrés emocional y la incertidumbre? 

Hablamos de Crisis de manera general como un cambio brusco, sorpresivo, algo que rompe el equilibrio rutinario, es decir algo que afecta la vivencia subjetiva del tiempo. Es así como hemos vivido durante la cuarentena un efecto de enrarecimiento del tiempo; primero con la horas que pasaban muy lentamente sin saber bien qué hacer, luego ocupándolo con infinitas actividades “en casa” como cocinar panes, hacer gimnasia, clases por zoom y demás, con la sensación de que el tiempo se pasa volando. Así y todo, en ambos casos, en confinamiento.

El contexto social provocado por la pandemia mundial y sus consecuencias nos ha sumergido en una situación de crisis que no cesa de irrumpir; por lo tanto nos vemos inmersos en situaciones muchas veces traumáticas a nivel de la salud mental. Es en este sentido que surgen, frente al encierro y la incertidumbre, sentimientos de angustia, tristeza y soledad; sin dejar de lado la constante amenaza de muerte con el conteo de fallecidos por televisión. 

La crisis actual afecta distintos aspectos de la vida: lo social, lo económico, la educación, lo político y otros ámbitos que no son de menor importancia.

¿Cómo cuidamos nuestra salud mental? Se habla mucho de resiliencia...

Este impasse en el tiempo nos da también una oportunidad, la de inventar nuevas soluciones, respuestas novedosas frente a los cambios. Más que apelar a la resiliencia, la apuesta en el consultorio es por esta vía de que cada uno pueda encontrar una respuesta propia, una solución singular que le sirva para seguir. Este otro costado del aislamiento social también es efecto de la pandemia. Para algunas personas ha resultado un beneficio quedarse en casa, compartir más tiempo con la familia, ocuparse de acomodar o hacer arreglos, trabajar desde la comodidad del hogar, etc.

¿Qué pasa con los niños?

En el caso de los niños ha ocurrido algo similar. Para unos, interrumpir sus lazos sociales y actividades es sumamente traumático; y para otros ha significado un alivio que permite cambios positivos.

"Podemos decir entonces que hay una pandemia para cada uno. Cada persona, cada niño, cada familia, logra afrontar esta crisis de maneras muy diversas, con más o menos angustias, durante más o menos tiempo"

Ana Laura Centorbi- Lic. en Psicología MP 6633

Horarios de Atención en Consultorios Médicos de la Cooperativa de Electricidad, Obras y Servicios Públicos Ltda. Las Higueras: Martes 16 a 20hs. Jueves 8 a 12hs. 

Te puede interesar